Adicciones

Tendemos a repetir las situaciones que nos aportan consecuencias positivas. Si asociamos que fumando o bebiendo tenemos más juegoreconocimiento de nuestros compañeros, nos sentimos más integrados o nos sirve para calmar los nervios o ser más sociables, asociamos a que esa conducta nos aporta beneficios.

Por tanto, aprendemos a seguir realizando las conductas que generan efectos beneficiosos para cubrir alguna necesidad (alcohol por ejemplo en personas que están pasando situaciones de crisis como una pérdida o les cuesta relacionarse). Pero... ¿Qué características tiene que cumplir una conducta para ser adicción?

 

bebiendo Se considera que existe una adicción cuando invertimos mucho tiempo y recursos en esa conducta, dejando de lado y afectando negativamente a otras áreas  importantes como el trabajo, la familia o nuestro entorno social. Ejemplos de consecuencias negativas son: gastar más dinero del que tenemos para jugar o apostar, no rendir en el trabajo por la obsesión de la adicción o haber consumido sustancias, reducir el tiempo que pasamos con amigos y familia por la conducta...

 

Si la conducta está muy instaurada y a pesar de conocer los efectos negativos, para nosotros y nuestro entorno, no somos capaces de reducirla o evitarla estamos ante una adicción donde es importante el solicitar ayuda para evitar aumentar las consecuencias negativas.

tics